30 mil edificios deben adaptar sus antenas en Baleares por el Dividendo Digital

ASINEM estima que en Baleares existen unos 30.000 edificios con antena colectiva, que son los que deben adaptarse a los cambios que lleva implícitos la entrada del Dividendo Digital. La UE ha fijado en el 31 de diciembre de este año el plazo para que todos estos edificios se adapten,

por lo que en un hipotético reparto equitativo de ese trabajo entre todas las empresas instaladoras registradas en la SETSI (que son las que pueden acometer ese trabajo), cada empresa debería llevar a cabo 150 adaptaciones en los escasos 2 meses que quedan para la fecha fijada, sin duda unas cifras tremendas.

Por ello, en vista al gran volumen de trabajo que se prevé, ASINEM recomienda a todas aquellas empresas de telecomunicaciones asociadas que se provean de los recursos humanos suficientes para el período de tiempo indicado.

Cada adaptación supondrá como mínimo una visita previa a la instalación para determinar los trabajos a realizar; otra para la presentación (y aceptación por escrito) del presupuesto establecido en la normativa de defensa del consumidor y otra para la realización de los trabajos. Además se deberá redactar y tramitar telemáticamente el boletín y protocolo de pruebas pertinente para que el consumidor pueda tramitar a su vez la solicitud de ayudas del Gobierno. En consecuencia, el número de operaciones a realizar sobre esas hipotéticas 150 instalaciones, ascendería a 450 en total. Todo ello sin tener en cuenta el que alguna de las empresas instaladoras decidan, en aras de un mejor servicio, tramitar esas subvenciones para sus clientes y sin tener en cuenta tampoco la escasa información existente en estos momentos al consumidor que provocará con toda probabilidad un retraso hasta el último momento de la decisión de acometer la adaptación con lo que la concentración de actividad se produciría en el último mes del año.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios